Home
Nuestro Colegio

Nuestro Colegio

Misión Institucional

La Institución Educativa Colegio Mariano Ospina Rodríguez propende por la formación integral del estudiante, con un crecimiento pleno como persona que le permita formular su propio proyecto de vida; desarrollando a través de un proceso continuo, sistemático y profundo, personas competentes desde el aspecto técnico, capaces de incursionar, analizar y transformar la situación en la que vive en procura de la estabilidad, el equilibrio y la plenitud hacia la calidad de vida. Para ello, profundizamos en dos dimensiones: la humana y la cristiana, cada una fundamentada en los valores propios de esta Institución como son el Amor, la responsabilidad y la justicia.

Visión Institucional

Durante los siguientes cinco años, el Colegio Mariano Ospina Rodríguez será una Institución Educativa formadora de estudiantes con espíritu crítico, profundo, investigativo y práctico, basándose en un humanismo cristiano del hombre, de la realidad y del conocimiento; con el fin de lograr un liderazgo eficiente y eficaz en la solución de conflictos cotidianos, especialmente en la ciudadela de Juan Atalaya, de la ciudad de San José de Cúcuta.

La Institución Educativa Colegio Mariano Ospina Rodríguez fue creada mediante el Decreto No. 001148 del 27 de diciembre de 2002 por la Secretaría de Educación Municipal y tiene resolución de reconocimiento No. 000498 del 24 de agosto de 2006 para educación Pre-escolar, Básica y Media Académica. Esta Institución funcionó como escuela Mariano Ospina Rodríguez No. 48 hasta el 24 de diciembre de 1998.

La Escuela Mariano Ospina Rodríguez, que funciona como Sede Principal y fue creada mediante Decreto No. 143 del 22 de febrero de 1974. Inició labores el 23 de abril de 1974, fue la primera maestra nombrada oficialmente la Señora MARY MENESES DE MONSALVE.

La Abogada y Política CECILIA GARCIA BAUTISTA colaboró para iniciar labores y arrendó por su cuenta una casa que contenía un dormitorio, una sala y un corredor en tierra: ahí se iniciaron las labores en la forma más infrahumana con sillas de ladrillos, tablas, bancos. El señor presidente de la Acción Comunal ANÍBAL SEPULVEDA solicitó la creación de la escuela y del barrio; presentó una inscripción de 69 alumnos para iniciar matrícula y la Secretaría de Educación Departamental envió los Docentes y larespectiva Directora.

A finales de este año el presidente de acción comunal dio para iniciar la construcción del plantel un lote de 300 metros cuadrados. En 1976 y 1977 se trabajó en salones arrendados hasta que se lograron hacer tres salones que quedaron como galpones de 30 metros cuadrados. Desde ese momento en adelante se ha venido construyendo poco a poco y con la ayuda de la comunidad, los entes gubernamentales y no gubernamentales la totalidad de las aulas, la unidad sanitaria, las zonas de recreación y deportes.

En 1984 se abrió el Preescolar en un salón construido por los Padres de Familia, con 24 niños de cuatro años, siendo su jardinera la profesora Cecilia Margoth Sánchez de Lázaro y se adelantaron gestiones para procurar la estructura que existe actualmente. En el mismo año por necesidad e iniciativa de la profesora Trinidad González se hizo la petición e inicio labores el Centro Nocturno de Alfabetización que permaneció funcionando hasta 1995.

En el año de 1985 de acuerdo a un seguimiento de los alumnos de primaria que no pueden entrar al Colegio por la edad, recursos económicos, distancia se solicitó a la Secretaría de Educación la apertura del Colegio Nocturno que fue inaugurado y permaneció hasta el año 2001.

En 1997 se solicitó la apretura del bachillerato en la jornada de la mañana y se empezó a trabajar con Sexto grado en el año 1998 y en adelante, año por año, se fue completando todo el bachillerato.

En el 2002 la Secretaría de Educación nombró como Rector al Magíster Orlando Ortiz que venía ejerciendo este mismo cargo en la jornada nocturna.

En el año 2003 fue fusionado el Colegio Mariano Ospina Rodríguez con otros cuatro establecimientos y nombrado como Rector el Padre Juan Carlos Calderón Quintero.

Sede MONSEÑOR LUIS PÉREZ HERNÁNDEZ

La Escuela Mixta No. 39 Los Motilones fue creada el 25 de febrero de 1973; está situada entre las calles 9ª y 10 y las avenidas 3ª y 4ª del barrio Motilones con escritura pública No. 2640.

Inicialmente la Escuela contaba con cinco aulas de clase, una unidad sanitaria, una dirección y un patio de formación y un lote de media manzana que poco a poco y con la ayuda de la parroquia Maria Reina de Todos los Santos, los entes gubernamentales y la empresa privada se ha venido construyendo hasta tener la planta física actual.

Su primera directora fue la profesora Socorro Hernández. En el año 1989, en la misma escuela funcionó el Centro Nocturno de Alfabetización. En el año 1990 se inició el Colegio Nocturno de Bachillerato Monseñor Luis Pérez Hernández creado y dirigido por el Presbítero Juan Carlos Calderón Quintero. Posteriormente fue nombrada directora la profesora Blanca Nelly Vejar de Pabón.

En el año 2002 se fusionaron la escuela Mixta No. 39 Los Motilones y el Colegio Monseñor Luis Pérez Hernández bajo la Rectoría del Pbro. Juan Carlos Calderón Quintero. En el 2003 se fusionó al Colegio Mariano Ospina Rodríguez que actualmente.

COLEGIO BÁSICO TERCER MILENIO

En el mes de marzo de 1975 se inició la escuela en un local que era propiedad de la Junta de Acción Comunal del barrio Motilones.

En estos primeros años se presentaron múltiples inconvenientes, entre Directivos, Docentes y Junta de Acción Comunal, ante lo cual en el año 1982 el señor Vladimir Rico Orduz, Director de la Institución, junto con los docentes optaron por visitar a la Secretaría de Educación para pedir la solución al problema. La Secretaría de Educación exigió los terrenos a la Junta y estos accedieron dando solución al problema y quedó así la Escuela en manos del Municipio de San José de Cúcuta.

Las primeras entidades que colaboraron para la construcción fueron: el Municipio, el Grupo Mecanizado No. 5 MAZA, el ICFE, salud pública, la Junta de padres de familia, los docentes y los estudiantes.

La matrícula inicial fue de 250 estudiantes y su Director fue Jorge Darío Rincón Quintero. Los profesores que iniciaron labores en ese año fueron: Gloria Castellanos, Ana Josefa Rozo, Héctor Cifuentes, Santos Díaz Cañas, Ciro Alfonso Contreras, Mario Picón.

A lo largo de su existencia ha contado con un total de 7 directores:

1975: Jorge Darío Rincón Quintero
1978: Vladimir Rico Orduz
1983: Bárbara Moreno de Contreras
1984: Carmen Aguirre de Gómez
1985: Isidro Posada Nore
1986: José Antonio Manrique Torres
1995: Digna Sara Jáuregui Leal
1996: Otoniel Sánchez Acosta

Al finalizar el 1984 se hicieron efectivos algunos auxilios oficiales y el trabajo mancomunado de los padres de familia, estudiantes, docentes y la colaboración especial de la Pastoral Juvenil del Colegio Santa Teresa de esta ciudad, dirigida por la Hermana Líliam Castro, se logró adelantar la construcción de tres aulas, la dotación para dos de ellas y el depósito subterráneo para el agua.

En el año 2001 inició la básica secundaria. En el año de 2002 fue fusionado al Colegio Mariano Ospina Rodríguez siendo Rector el Magíster Orlando Ortiz y en el 2003, después de la reestructuración y fusión con los otros cuatro centros de formación, fue nombrado como Rector el Presbítero Juan Carlos Calderón Quintero.

ESCUELA URBANA JOSÉ BARTOLOMÉ CELIS

Fue fundada el 13 de diciembre de 1991 por decreto 043 del municipio San José de Cúcuta. Las labores se iniciaron en el terreno adquirido por la junta al señor CAMILO CELIS, una parte donada por el presidente de la Junta MANUEL VILLEGAS y otra parte comprada por la presidente de la Junta OLINTA ROJAS.

El primer salón se construye en el año de 1991 con la colaboración de obras públicas, gestionado por el Dr. Carlos AUGUSTO CELIS y la junta de acción comunal. Iniciaron clases las profesoras YAMILE, NELLY y MARTHA SOLER por medio de la Universidad. La obra continuó desarrollándose en el año de 1997 se construye tres aulas y la batería sanitaria, además el encerramiento de la escuela.

En el año de 1998 se da inicio a la educación pública de carácter mixto; en educación básica primaria: preescolar, primero y segundo. En el año 2000 continuaron los anteriores grados y surge en el 2001 el cuarto grado.

En el año 2002 se construyó con la colaboración del alcalde MANUEL GUILLERMO MORA dos aulas más, quedando así la escuela con sus seis salones actuales. Además en este año la escuela se fusionó al colegio general Mariano Ospina Rodríguez; quedando como rector el Padre JUAN CARLOS CALDERON QUINTERO, quien ha contribuido con su nivel académico y arreglo y mantenimiento de la planta física de la escuela; pues ha construido en el 2003 el salón para el comedor Infantil Pbro. MANUEL GRILLO MARTÍNEZ, que actualmente funciona en arriendo cerca a una casa de la escuela.

ESCUELA URBANA INTEGRADA EL PARAÍSO

Creada mediante acuerdo municipal No. 051 del 20 de septiembre de 1993.

Inicio clases el profesor EDGAR SALAZAR CAMARGO del F.E.R., más adelante es nombrado en propiedad como docente municipal el Docente BONELLS EMILIO BERNAL CHAUSTRE. Las labores se iniciaron en casa del señor WILSON CARRILLO, mientras se adelantaba la construcción de un aula con orientación del señor JOSÉ ÁNGEL CRUZ ACEVEDO y con colaboración de la comunidad, el cual logra la construcción de una segunda aula el siguiente año. Para 1995 laboran los docentes INÉS ELENA MOJICA, ADÍELA URIBE PICÓN, FANNY CECILIA CASTAÑEDA FERNÁNDEZ quién asumiría como directora hasta el año 2002. Además de ANTONIO GÓMEZ LÓPEZ y ÁNGELA VARÓN PATIÑO.

En 1995 se construye una tercera aula y en 1977 otras dos que completa la planta física con la batería sanitaria construida en el mismo año. Al fusionarse con el Colegio General Mariano Ospina Rodríguez, la planta de personal fue reubicada y trasladada.

A pesar de las múltiples dificultades por el medio y su entorno se ha contado con la colaboración de organismos gubernamentales y no gubernamentales entre los que mencionaremos los más destacados: Alcaldía Municipal, I.C.B.F., FUNPROCED, quienes han colaborado con refrigerios, material didáctico, programas de apoyo y otros según su misión y razón de ser.

Filosofía Institucional

El Colegio Mariano Ospina Rodríguez, concibe el hecho educativo como el medio más propicio, seguro, útil, directo, eficiente, eficaz, justo y equitativo en la formación de la Ciencia, la Justicia yla Libertad para alcanzar la realización personal de sus educandos. Además, considera que la acción educativa debe estar encaminada en la búsqueda de los aprendizajes sociales, los aprendizajes válidos técnica y científicamente, los aprendizajes transcendentales para la vida, de tal forma que quienes los reciban, sean altamente beneficiados. Además, debe ser una herramienta útil para el desarrollo socio-económico de cada comunidad. Así, buscamos la formación integral mediante una preparación auténtica que le permita ser capaces de asumir el compromiso en la construcción del tejido social a nivel local, regional y nacional; construyendo sistemáticamente el conocimiento para ser puesto al servicio de los demás.

Consideramos a los estudiantes como personas que tienen la posibilidad de sentir, pensar y actuar en forma consecuente y coherente; que están en continuo perfeccionamiento y son constructores del conocimiento según sus capacidades; que son seres biológicos, psicológicos, sociales y religiosos, o sea, el estudiante es un ser bio-psico-social-transcendente que dedica sus esfuerzos voluntarios a la preparación y superación que le ofrece la Familia, la Sociedad, la Escuela y el Estado.

Objetivos Institucionales

1. Promover el pleno desarrollo de la personalidad en el contexto social y laboral.
2. Formar personas capaces de tomar decisiones respetuosas, responsables y justas para que puedan enfrentar la realidad con acierto y democracia, en el permanente y pleno desarrollo de los deberes y derechos.
3. Brindar a los estudiantes una sólida formación científica, técnica, ética y moral propiciando la práctica del respeto de los derechos humanos.
4. Contribuir con la formación de personas con vocación y capacidad de ser buenos ciudadanos en el contexto social.
5. Ejecutar los fines, propósitos y mandatos educativos indicados por la Constitución Política Nacional, la Ley General de educación y otras normas vigentes, con el fin de propiciar y lograr una educación integral para la vida.

Valores institucionales

Los valores que identifican nuestra Institución son particularmente tres: el amor, la responsabilidad y justicia.

1. Amor: como la expresión máxima del ser humano para con sus congéneres. Es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (científico, filosófico, religioso, artístico). Habitual y fundamentalmente en Occidente, se interpreta como un sentimiento relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de emociones, experiencias y actitudes. En el contexto filosófico, el amor es una virtud que representa toda la bondad, compasión y afecto del ser humano. También puede describirse como acciones dirigidas hacia otros o hacia uno mismo y basadas en la compasión, o bien como acciones dirigidas hacia otros y basadas en el afecto.

2. Responsabilidad: asumida como el compromiso de hacer las cosas que se deben hacer. La palabra responsabilidad proviene del latín ‘responsum’, que es una forma de ser considerado sujeto de una deuda u obligación. También puede ser considerada como cargo, compromiso u obligación; como sinónimo de causa; como la virtud de ser la causa de los propios actos, es decir, de ser libre; como deber de asumir las consecuencias de nuestros actos.

La responsabilidad es un valor que está en la conciencia de la persona, que le permite reflexionar, administrar, orientar y valorar las consecuencias de sus actos, siempre en el plano de lo moral. Una vez que pasa al plano ético (puesta en práctica), persisten estas cuatro ideas para establecer la magnitud de dichas acciones y afrontarlas de la manera más propositiva e integral, siempre en pro del mejoramiento laboral, social, cultural y natural.

El cumplimiento responsable a nuestra labor humana, sea cual fuere, se regiría por principios como:

1.Reconocer y responder a las propias inquietudes y las de los demás.
2.Mejorar sin límites los rendimientos en el tiempo y los recursos propios del cargo que se tiene.
3.Reporte oportuno de las anomalías que se generan de manera voluntaria o involuntaria.
4.Planear en tiempo y forma las diferentes acciones que conforman una actividad general.
5.Asumir con prestancia las consecuencias que las omisiones, obras, expresiones y sentimientos generan en la persona, el entorno, la vida de los demás y los recursos asignados al cargo conferido.
6.Promover principios y prácticas saludables para producir, manejar y usar las herramientas y materiales que al cargo se le confiere.

3. Justicia: interpretada como “dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece”. Es también la¬ capacidad que las personas van adquiriendo de dar a cada uno lo que le corresponde, cumplir sus funciones con eficiencia y calidad pensando siempre en el bienestar propio y el del otro; trabajar continuamente alejado de los resentimientos, los deseos de venganza, cobrar, explotar, surgir, tener éxito a costa del sufrimiento y la destrucción del otro en pro de la adquisición de los bienes que le permitan vivir dignamente ubicando como eje de partida la construcción del bien social.“Nadie tiene derecho a hacer lo que quiere, a menos que haga lo que es justo”.